Probióticos, los aliados de nuestra salud

Probióticos, los aliados de nuestra salud

Qué es un probiótico

El término “probiótico” deriva del griego y significa “a favor de la vida”.

La definición que propone la FAO y la OMS para que se considere como probiótico es: “organismo vivo que ingerido en cantidad adecuada confieren un beneficio saludable al huésped”.

¿Dónde viven los probióticos (microbios) en el organismo?

Aunque el lugar más común relacionado con los microbios beneficiosos es el intestino (principalmente intestino grueso), se ubican tanto dentro como fuera del cuerpo. Estas ubicaciones están en contacto con el “mundo exterior” e incluyen:

  • Tracto urinario.
  • Aparato respiratorio.

Principales características de los probióticos

Para que a un microbio se considere probiótico, debe tener varias características:

  • Haberse aislado de un humano.
  • Sobrevive en el intestino después de la ingestión.
  • Tiene un beneficio comprobado para la salud humana.
  • Se puede consumir de forma segura.

Fundamentalmente, los organismos probióticos se ingieren de dos maneras:

1) Mediante los alimentos fermentados.

2) Mediante los suplementos.

Los alimentos fermentados pueden ser de origen lácteo y vegetal; los más conocidos son el yogur y la col fermentada. Mientras que los suplementos probióticos presentan la bacteria congelada en seco, bien en forma de polvo, cápsula o comprimido.

Cómo escoger un buen suplemento probiótico

La calidad de los suplementos probióticos depende de dos factores principales: el primero, las características de las cepas que contiene el suplemento; y el segundo, la viabilidad adecuada, es decir, que haya un número suficiente de bacterias que sean viables en el momento del consumo.

Organismos que más comúnmente se utilizan como probióticos (listados por género y especie):

  • Especies de Lactobacilos: acidophilus, casei, brevis, plantarum, salivarius, rhamnosus, sporogenes, lactis.
  • Especies de Bifidobacterias: breve, bifidum, infantis, lactis, longum.
  • Especies de Bacilos: coagulans.
  • Especies de Estreptococos: thermophilus.
  • Especies de Enterococos: faecium.
  • Especies de Sacaromices: cerevisiae.

Disponemos de numerosos productos de alta calidad. Algunos de los suplementos probióticos más eficaces del mercado son los de la marca Suplementos Zeus.

Un buen ejemplo de producto probiótico potente es Intesty+Bac de Zeus. Este suplemento probiótico combina una mezcla de cepas Probióticos* (50.000 millones de bacterias intestinales por cápsula), Saccharomyces boulardii (2.000 millones/cápsula) y un aporte de Prebióticos (Fructooligosacáridos) a partir del Yacón (Smallanthus sonchifolius) que es rico en inulina, además del aminoácido L-Glutamina,  la Vitamina B6 que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y el Magnesio que contribuye al proceso de división celular.

Se denomina “simbiótico” a la asociación de un probiótico con un prebiótico. En Intestinal+Bac (Zeus) se combinan  los beneficios de una mezcla de Probióticos* y un aporte de Prebióticos (Fructooligosacáridos) lo que le convierten en un producto simbiótico. Los datos de los estudios indican que se produce un efecto sinérgico entre ambos ingredientes, favoreciendo el componente prebiótico el efecto de las bacterias probióticas.

* Composición de la mezcla de Probióticos: Lactobacilus acidophilus, Lactobacilus brevis, Lactobacilus casei, Lactobacilus plantarum, Lactobacilus rhamnosus, Lactobacilus salivarius, Lactobacilus sporogenes, Lactobacilus lactis, Bifidobacterium bifidum, Bifidobacterium breve,  Bifidobacterium infantis,  Bifidobacterium longum, Bifidobacterium lactis, Enterococcus faecium, Streptococcus thermophilus.

¿Cómo actúan los probióticos?

La función principal de los probióticos, o bacterias “buenas”, es mantener un equilibrio saludable en el cuerpo. Cuando las bacterias dañinas entran en su cuerpo y aumentan en número, el cuerpo pierde el equilibrio. Las bacterias buenas trabajan para combatir las bacterias malas y restablecer el equilibrio dentro del cuerpo.

Las bacterias buenas lo mantienen saludable al respaldar su función inmunológica y controlar la inflamación. Ciertos tipos de bacterias buenas también pueden:

  • Ayudar al cuerpo a digerir los alimentos.
  • Evitan que las bacterias malas se salgan de control y provoquen la enfermad.
  • Favorecer la produción de ciertas vitaminas.
dvelo

Los comentarios están cerrados.