Archivar en julio 2019

Un informe de revisión defiende las actividades únicas de la vitamina K2

Un nuevo informe publicado en una revista científica ha defendido firmemente que la vitamina K2 tiene funciones corporales diferentes a las de la vitamina K1 y que estas dos no deben ser agrupados bajo el mismo nombre para fines dietéticos.

El artículo fue publicado en febrero en el International Journal of Molecular Sciences. Fue redactado por un equipo dirigido por Leon Schurgers, PhD, de la Universidad de Maastricht en los Países Bajos, quien ha realizado gran parte del trabajo científico sobre la vitamina K2, así como los expertos de NattoPharma, la empresa proveedora noruega que ayudó en la financiación de la investigación, además de investigadores de instituciones de Alemania y Polonia.

 

El informe de revisión, titulado “Vitamin K: Double Bonds beyond Coagulation Insights into Differences between Vitamin K1 and K2 in Health and Disease”, es el primero en obtener una visión detallada sobre cómo las dos sustancias están relacionadas y cómo actúan de forma diferente en el cuerpo.

 

“En el pasado ha habido diferentes informes que han estudiado la vitamina K,” dice Eric Anderson, uno de los autores del artículo.

 

“Este documento se diferencia en que analiza el conjunto de pruebas que se han ido recopilando en los últimos 10 años, que han hecho que el sector y las personas involucradas en la sanidad sean más conscientes de que la vitamina K2 está teniendo efectos corporales que la vitamina K1 no tiene”.

Las ligeras diferencias de forma dan lugar a diferentes actividades

Todas las formas de esta vitamina se basan en una estructura de anillo de 2-metil-1,4-naftoquinona llamada menadiona. Difieren en sus cadenas laterales.

 

La vitamina K1 o filoquinona se encuentra en las verduras de hojas verdes como las espinacas y otras fuentes vegetales como las nueces y las frutas. La actividad principal de esta forma de vitamina es activar los factores coagulantes de la sangre. Esta forma de vitamina interfiere activamente con la acción de los medicamentos anticoagulantes más comunes, como el Sintrom, que es por lo que los pacientes que utilizan este medicamento deberán vigilar su consumo de alimentos que contienen esta sustancia.

 

La vitamina K2 o menaquinona se ha encontrado en varias formas diferentes que están determinadas por la longitud de sus cadenas laterales. La vitamina K2 se encuentra en alimentos fermentados como los quesos madurados naturales y la especialidad japonesa natto, un producto de soja fermentada.

 

“Las menaquinonas contienen una cadena lateral alifática insaturada con un número variable de unidades de prenilo. El número de unidades de prenilo indica el tipo respectivo de menaquinona. La vitamina K2 puede estar dividida en subtipos, por nombres, cadena corta (ej., menaquinona-4; MK-4) y cadena larga (ej., MK-7, MK-8 y MK-9),” expone el documento.

 

MK-7 es la forma de vitamina K2 que mejor absorción tiene, que es por lo que ha sido el foco de desarrollo para suplementos alimenticios. Las investigaciones posteriores sobre esta forma han demostrado que desempeña funciones importantes en la salud de lo huesos, ayudando a movilizar el calcio dentro y fuera de los huesos. También se ha demostrado que tiene una función importante para mantener el exceso de calcio fuera de las arterias, donde cuenta con una porción importante en las placas arteriales.

Necesidad de una nueva RDI específica para la vitamina K2

El profesor Schurgers ha dicho que la información  que contiene el informe actual y otro que se publicará posteriormente este año demuestra que es hora de que las autoridades internacionales de la salud empiecen a reconocer que las diferentes formas de la vitamina K son lo suficientemente diferentes y que no hay una dosis única recomendada para fines dietéticos.

 

“Al explorar las actividades extrahepáticas, no coagulantes de la vitamina K, está claro que la K2 en sus diferentes formas es lo más destacado de esa actividad. Por ello, aunque la historia y la nomenclatura han clasificado la K1 y K2 en la misma categoría estas moléculas pueden tener una acción muy diferente en el cuerpo”, dijo. “Las grandes organizaciones de la salud como WHO, la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (EFSA, por sus siglas en inglés), la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) han establecido la RDI (Ingesta Diaria Recomendada) para la Vitamina K, que se basa únicamente en la dosis de K1 para mantener una función de coagulación sanguínea adecuada. Las diferencias entre K1 y K2 merecen reconocimiento entre las organizaciones reguladoras nacionales e internacionales y permanecen abiertas a la investigación.”

 

Referencias

Halder M, Petsophonsakul P, Akbulut AC, Pavlic A, Bohan F, Anderson E, Maresz K, Kramann R, Schurgers L. Vitamin K: Double Bonds beyond Coagulation Insights into Differences between Vitamin K1 and K2 in Health and Disease. Int J Mol Sci. 2019 Feb 19;20(4).

Qué es la Stevia

La Stevia es un arbusto que pertenece a la familia del girasol y con origen en América del Sur. Durante décadas esta planta se ha utilizado para endulzar el té y algunos alimentos. Pero también se ha utilizado para fines medicinales relacionados con la diabetes, la hipertensión y la obesidad. En Japón se utiliza mucho como sustituto de los azúcares adulterados y cada vez en más países.

 

Los dos compuestos más importantes de la Stevia son:

 

  • El esteviósido que es el que tiene fines medicinales.
  • El rebaudiósido A que es el componente que aporta dulzor.

 

La Stevia tiene una propiedad llamada glucósido de esteviol, que aporta 300 veces más dulzor que el azúcar de caña. Se trata de un edulcorante que no tiene calorías y, además, no tiene efectos negativos en el azúcar en sangre. Hoy en día, la Stevia cuenta con el certificado GRAS que significa que es seguro para el consumo.

 

Stevia en polvo propiedades

 

La Stevia tiene dos minerales importantes que son el potasio y el magnesio, que son muy recomendados para las personas que necesitan disminuir su presión arterial debido a la hipertensión.

 

Como tiene propiedades antioxidantes, además de fortalecer el sistema inmunitario, también resulta ser una buena herramienta contra el envejecimiento.

 

Beneficios de la Stevia en polvo

 

La Stevia cuenta con grandes beneficios para la salud entre ellos se encuentran los siguientes:

 

  • Es antidiarreico
  • Es diurético
  • Es antiinflamatorio
  • Es apto para diabéticos. Regula el azúcar en sangre y además ayuda a evitar enfermedades cardíacas. Además, favorece el desarrollo de la insulina que es la que ayuda a estabilizar la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Es apto para hipertensos. Tomar Stevia ayuda a reducir la presión arterial en personas con hipertensión leve. Además, no tiene efectos secundarios en estas personas.
  • Ayuda a bajar de peso. La Stevia no tiene calorías y además es más dulce que el azúcar de caña. Se puede utilizar para sustituir a los edulcorantes adulterados en cualquier bebida o alimento por lo que resulta positivo para perder peso o mantener la dieta.
  • Promueve la salud bucal. Tiene algunas propiedades que ayudan a prevenir algunas infecciones bucales como son las caries y las placas.

 

Cómo utilizar Stevia en polvo

 

El uso principal de la Stevia es para endulzar alimentos y bebidas. Sustituirlo por el azúcar adulterado beneficia a las personas con problemas relacionados con la diabetes, la hipertensión o la obesidad. Se añade en las bebidas como pueden ser el café, el té o batidos. También se puede añadir a los alimentos para aportarles mayor dulzor. Al ser un endulzante natural más potente que la sacarosa (azúcar adulterado), no es necesario aplicar grandes cantidades.

 

Se recomienda tomar una dosis de 4 mg al día.

 

Precauciones / Contraindicaciones

 

A pesar de que los efectos secundarios de la Stevia son pocos, es recomendable consumirla de forma equilibrada y moderada.

 

Las personas que padecen diabetes o presión arterial baja deberán consultar con su médico antes de consumir Stevia, sobre todo, si están siendo medicadas.

 

Por otro lado, las personas que son alérgicas a las plantas relacionadas a la Stevia como son la ambrosía, las caléndulas o las margaritas no deberán consumirla. Los síntomas alérgicos pueden ser el hinchazón, urticaria, vómitos, mareos o dolores de cabeza.

 

Las mujeres que están embarazadas o en periodo de lactancia deberán consultar a su médico sobre el consumo de Stevia por precaución.

 

En general, es recomendable consultar con el médico antes de consumir Stevia sobre todo si está siendo medicado ya que en ocasiones puede alterar el resultado de la medicación que se está tomando.