Archivar en mayo 2019

Enfermedad del Legionario, Que es

Existen algunas enfermedades tales como las de neumonía que atacan directamente a nuestros pulmones y si no le tomamos un parado en el momento podrían complicarse y volverse peligroso para nuestra salud, por lo cual es altamente necesario implementar una serie de analgésicos o antibióticos en nuestro día al igual que una serie de análisis para determinar la mejor manera de erradicar este problema.

La enfermedad del legionario es una de las más comunes que pueden existir como un tipo de neumonía, que se asocia a las bacterias que se pueden encontrar tanto en la tierra como en el agua, por lo cual es muy fácil verse contagiado por alguna bañera comunal, alguna fruta que estuvo expuesta a la enfermedad como también por algún vapor de la zona que aspiramos y tenía el virus.

Pero aun cuando es común este tipo de enfermedad, no es necesario que uno se enferme cuando la tenga, pues depende mucho de la cantidad de años que tengamos, que tipo de actividad física llevamos, si fumamos, tenemos las defensas están muy bajas, lo que se traduce como problemas de salud graves.

Este tipo de enfermedad no se contagia de persona a persona, por lo cual no es tan importante o preocupante que dejemos de visitar o estar con nuestros seres queridos, solo debemos mantenernos muy bien protegidos o evitar estar en zonas de aseo comunal, como lo con algunas piscinas de hidromasajes o jacuzzis, también en torres de refrigeración con aire acondicionado (más que todo en aquellas donde se vea una pésima higiene) piscinas, los sistemas de aguas en hoteles también son casos en los que pueden dar estas bacterias.

Síntomas de la enfermedad del legionario

Los primeros 2 y 10 días desde la enfermedad nuestra salud empieza a verse alterada, presentando los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza la mayoría de las veces muy fuertes.
  • Dolor muscular agudo.
  • Escalofríos en todo el cuerpo.
  • Fiebre de más de 40°C.
  • Tos, que puede llegar a tener sangre consigo.
  • Dificultad para lograr respirar como es debido.
  • Dolor en el pecho, posiblemente ocasionado por la constante tos.
  • Se pueden presentar algunos síntomas gastrointestinales, como gastritis, náuseas, vómitos y diarreas. (Véase como curar la gastritis para saber cómo tratar esta afección)
  • Las alteraciones mentales son muy factibles en estos casos, viéndose algunos casos de desorientación.

Complicaciones de la enfermedad del legionario

  • Insuficiencia respiratoria: sucede cuando nuestros pulmones dejan de proporcionar el suficiente oxígeno a nuestro cuerpo o también se puede ver que el dióxido de carbono no se extrae de nuestra sangre.
  • Choque séptico: sucede cuando hay una baja de presión muy grave y súbita, que promueve a un flujo de sangre muy bajo en aquellos órganos vitales como el cerebro y los riñones, nuestro corazón trata de compensar este déficit aumentando el bombeo de sangre, pero lo único que provoca es cansarse y provocar aún más reducción en el flujo de sangre.
  • Insuficiencia renal aguda: la capacidad de los riñones es de desechar de la sangre aquellos líquidos tóxicos o dañinos para nuestro cuerpo, con lo cual la salud de nuestro cuerpo se vería afectada si este deja de realizar su función principal, acumulándose en nuestro cuerpo niveles peligrosos de desechos.

 

¿Qué es un cosmético ecológico?

Los cosméticos ecológicos u orgánicos son productos elaborados a partir de ingredientes vegetales procedentes de la agricultura ecológica y evitando el uso de componentes químicos que pueden ser dañinos tanto para la piel como para la salud humana.

Cuando se hace referencia a un ingrediente ecológico se trata de un ingrediente que ha sido cosechado sin el uso de compuestos ni fertilizantes químicos sintéticos. Estos cosméticos son mucho más respetuosos con la piel y, gracias a ello, se minimizan las irritaciones y reacciones alérgicas sobre la piel.

Con qué ingredientes cuenta un cosmético tradicional

 

Los cosméticos tradicionales contienen aceites minerales como pueden ser la silicona, polipropilenglicol o conservantes sintéticos. Muchos ingredientes de la cosmética tradicional provienen de la industria petroquímica y son compuestos muy peligrosos para nuestra piel y el medio ambiente. Sin embargo, los cosméticos naturales contienen aceites vegetales orgánicos y aceites esenciales ecológicos que proceden de las plantas y vegetales. Estos aceites ecológicos son ricos en principios activos (ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales…), cuentan con un efecto hidratante y son emulsionantes suaves naturales que ayudan a nutrir y cuidar la piel.

Los cosméticos ecológicos se producen a partir del mejor componente natural de las plantas como los tallos, las hojas, las raíces, semillas o las flores que apenas producen irritación en la piel en comparación con los cosméticos de base química.

Los cosméticos orgánicos, que alguna vez fueron una rareza, se han vuelto populares, con todo tipo de maquillaje y productos para el cuidado de la piel disponibles para su uso. Además, los cosméticos orgánicos tienden a ofrecer beneficios adicionales gracias a su rica composición. Cuando se aplican cosméticos ecológicos se están utilizando ingredientes de mucha mejor calidad que los químicos dañinos y, además, se cuida del medio ambiente ya que todos los cosméticos ecológicos certificados tienen que emplear metodologías respetuosas. Las propiedades que ofrecen estos vegetales para hidratar, suavizar y cuidar de la piel suavemente son algunas de las ventajas más importantes de la cosmética orgánica.

Por qué seleccionar cosméticos ecológicos

 

Los cosméticos ecológicos se centran en la importancia de la piel simplemente como punto de partida, ya que también tienen en cuenta promover la salud personal y la protección del medio ambiente global. Además, no hacen experimentos con animales y promueven el comercio justo impulsando los pequeños agricultores.

El desarrollo y la producción de productos ecológicos y naturales ha crecido rápidamente en los mercados de Estados Unidos y Europa eclipsando los productos tradicionales. Cabe destacar que no todos los cosméticos ecológicos son iguales, en el mercado podemos encontrar cosméticos ecológicos certificados y sin certificar.

Los cosméticos certificados están sujetos a organizaciones profesionales estrictas que miden el porcentaje de ingredientes ecológicos utilizados en la formulación y restringen el uso de ingredientes sintéticos para garantizar una mínima calidad.

Entre las certificadoras más conocidas se encuentran Bio.inspecta, Ecocert , BDIH, Cosmebio, ICEA, Soil Association y USDA. Cabe destacar que las 5 principales certificadoras europeas ( Ecocert, BDIH, Cosmebio, ICEA y Soil Association) han creado un nuevo estándar COSMOS que ayuda a simplificar a los consumidores la búsqueda de cosméticos ecológicos certificados.

La demanda de los consumidores de cosméticos ecológicos ha crecido de manera significativa en los últimos años. Por ello, a la hora de seleccionar cosméticos orgánicos de calidad es importante tomar un minuto y prestar atención tanto a los ingredientes como al etiquetado en busca de los certificados. En la actualidad la mayoría de las mujeres prefieren usar cosméticos ecológicos, no es una tendencia sorprendente, ya que esta clase de productos ofrecen una alternativa más natural y más segura apta para todas las mujeres

¿Qué es la zona de confort y cómo se puede salir de ella?

En muchas ocasiones nos sentimos estancados en nuestras vidas, y necesitamos un cambio radical en nuestro estilo de vida. Para esto en muchas ocasiones necesitaras de un servicio de coaching como el que encuentras aquí.

Debes saber que en estos momentos puedes estar en la zona de confort, que más que una zona es un estado mental. Este no te permitirá tener un crecimiento personal, y te aseguro que en tu vida no habrá un alto grado de satisfacción, especialmente porque es un modo de vida que no te llevará a ninguna parte.

¿Cómo saber si estoy en la zona de confort?

La zona de confort puede parecer agradable, especialmente porque apagamos nuestra vida y nos ponemos en piloto automático. Allí no tendremos ningún tipo de estimulación, y a la larga podremos sentirnos vacíos, por lo tanto, la apatía en la mayoría de los casos es uno de los principales indicadores de que estás en esta zona.

Sin embargo, al igual que tú, existen personas que estuvieron en la zona de confort, pero lograron salir de ella. Lo primero que debes saber es que es un proceso complejo, y no te debe dar miedo al cambio o ansiedad, porque te aseguro que valdrá la pena.

¿Cómo salir de la zona de confort?

Puede ser un proceso bastante difícil de llevar, y cada persona puede experimentarlo de manera diferente. Pero por lo general, existen algunas recomendaciones básicas para que salgas de esta zona fácilmente:

Desafíate y rinde

Para salir de la zona de confort debes dejar de lado la rutina de siempre, porque esta no te llevará a ninguna parte. Debes buscar tu crecimiento personal, pero para ello debes desafiarte y buscar lo que realmente te apasiona. Para lograrlo tendrás que alcanzar nuevas cimas, con los riesgos que esto supone, pero te aseguro que obtendrás una gran gratificación.

Invierte el sentido de hacer las cosas

No hay nada mejor que dar un cambio radical a tu vida, por lo cual debes estar siempre dispuesto a probar algo nuevo. De esta forma podrás explorar contextos desafiantes a los cuales tendrás que adaptarte, y así salir adelante.

De esta forma tendrás un pensamiento más flexible y que aceptará el cambio. Si no cambias seguirás siempre en la zona de confort.

Cambia tus cosas materiales

Psicológicamente, no existe una mejor manera de cambiar tu forma de ser y de pensar que con un cambio de tus objetos materiales. Para ello cambia el entorno que te rodea e incluso tu manera de vestir. Esto te dará mucha más confianza y podrás dejar atrás a esa persona que se conformaba.

Exponte a conocer gente nueva

Si no te gusta hablar con las demás personas, no existe una mejor manera de retarte que hacerlo. Simplemente actúa con mucha naturalidad, y así todo fluirá fácilmente, y será divertido ver como podrás interactuar con los demás, y adaptarte a cualquier conversación.

Si sigues estos simples consejos, te aseguro que le darás un cambio radical a tu vida, y comenzarás a vivir plenamente.